En los amplios y adecuados ambientes de un local de la Sociedad de Beneficencia de Huancayo (SBH) , ubicado en Sicaya, funcionará en adelante la Casa Refugio un servicio social que brinda la Municipalidad Provincial de Huancayo (MPH) a las mujeres maltratadas de la Ciudad Incontratable, en la actualidad, en un local alquilado.


La decisión fue tomada por el propio alcalde de Huancayo, Carlos Quispe Ledesma después de la visita que hizo, junto al presidente del Directorio de la SBH, Walter Huachuhuillca Contreras, al terreno y la infraestructura donde funcionaba un taller hasta mayo del 2019, que tiene un área construido de dos pisos sobre 513 metros cuadrados.
Quispe Ledesma destacó que los ambientes como cocina, dormitorios, sala, lavaderos, servicios higiénicos, son los adecuados para este tipo de servicio que en la actualidad funciona en una casa alquilada de La Rivera que demanda a la MPH un gasto mensual de cerca de 2 mil soles al mes.

«Estamos tomando la decisión política de iniciar los trámites administrativos ante la Sociedad de Beneficencia de Huancayo para nos den en sesión de uso esta infraestructura para implementar una la Casa Refugio, la cual funciona en la actualidad en un inmueble de la Ribera por el cual pagamos de casi 2 mil soles», precisó Quispe Ledesma.
El titular de la SBH se mostró de acuerdo con poner a disposición el local al servicio de la MPH para las mujeres que sufren violencia. «En estos ambientes vivían las madres adolescentes que tenemos a nuestro cargo. El taller fue trasladado a un inmueble ubicado en Goyzueta para su mayor comodidad. Ante ello estos ambientes de Sicaya están libres, y que mejor que sean usadas para albergar a personas vulnerables o que sufren violencia que atiende la MPH, todo ello en el marco de las leyes», expresó Huachuhuillca Contreras.


El gerente de Desarrollo e Inclusión Social de la MPH, Pedro Sueldo Quiñones indicó que el número de mujeres que atienden en la Casa Refugio es aleatorio, todo ello, dentro de la Ley N° 30364 para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, y los integrantes del grupo familiar. «Es de acuerdo a los casos que nos deriva el Centro de Emergencia Mujer (CEM), en un momento llegamos a albergar a 6 mujeres, pero que de acuerdo a la resolución de sus casos en particular iban dejando la casa. En la actualidad tenemos a 4 albergados», mencionó el funcionario.
Uno de los caso es por maltrato físico ante el grupo familiar, quiere decir que la mujer vive en la Casa Refugio con dos hijos. Otro de los casos es por violencia familiar, se trata de una mujer sordomudo. Finalmente, la MPH refugia a una persona vulnerable de 71 años que fue víctima de violencia familiar.


Dato
La MPH y la SBH trabajarán en el más breve plazo el mecanismo legal para que la comuna huanca haga uso del ex taller «Sor Teresa de Calcuta».


¿Qué casos ve la Casa Refugio?
La Casa Refugio es netamente para mujeres maltratadas. Para que pueda ingresar una mujer, se necesita la denuncia policial del caso que es derivado por la PNP al Centro de Emergencias Mujer (CEM), que presenta un oficio a la MPH solicitando que albergue a la persona usuaria en la Casa Refugia. La MPH acoge a la mujer con una de referencia en el que debe figurar el tipo de maltrato recibió, ya sea mental o físico. En este tiempo de pandemia, se exige el descarte del Covid-19.