POR CERRARLE EL PASO UNO QUEDA CON HERIDA EN LA CABEZA

Se liaban como delincuentes, dos conductores fueron intervenidos tras golpearse con fierro, quedando uno de ellos con la cabeza ensangrentada.

Al llegar a la intersección del jirón 9 de octubre y Saúl Múñoz Menacho, los serenos de Chilca comprobaron que uno de los conductores identificado como Luis Galarza (47) sangraba de la cabeza, quien manifestó haber sido agredido, con un fierro, por Félix Palante (57).

El hecho se produjo por el cierre del paso entre ambos, de manera que fueron derivados a la dependencia policial del distrito para las diligencias.