Una fiesta que se realizaba al interior de una vivienda en el barrio Señor de los Milagros, fue intervenida por los serenos de Chilca, además de propiciar bulla los asistentes libaban gran cantidad de licor en un espacio reducido.

Junto a un efectivo policial del patrullaje integrado, se acudió al predio ubicado en la cuadra uno del pasaje Santa María y se halló a más de 10 personas libando cerveza y exponiéndose al contagio de la Covid-19.

Los participantes manifestaron que conmemoraban el primer año de fallecimiento de un familiar, sin embargo, debido al incumplimiento de las normas todos los intervenidos fueron derivados a la Comisaría de Chilca para identificación y sanción correspondiente.