Estos últimos días hemos podido apreciar tan “ardua labor” – nótese el sarcasmo, de uno de los congresistas de nuestro país, pese a que nos encontramos en una crisis insostenible y con mil problemas encima, se ocupan en genialidades como la presentación del proyecto de Ley 269/2021-CR del Congresista Reyes Cam de Perú Libre.


Desde mi concepción, esta debe ser archivado porque atenta contra la libertad de expresión y la democracia por las siguientes razones:

  1. Declarar de necesidad pública e interés nacional el espectro permitiría al gobierno expropiar los medios de comunicación que usan el espectro radioeléctrico argumentando el interés nacional.
  2. Calificar a las comunicaciones como servicio público permitiría al gobierno regular las comunicaciones (lo hizo Rafael Correa en Ecuador) y por lo tanto decidir lo que se publica. No acepto la censura ni que un funcionario decida que se debe publicar.
  3. Apelando a estados de emergencia el gobierno asumiría la administración y control de los medios de comunicación.
    Debemos recordar a aquel padre de la patria que La libertad de expresión está consagrada en la Declaración Universal de Derechos Humanos (art 19), en la Convención Americana sobre Derechos Humanos – Pacto de San José (art. 13) y en la Constitución Política del Perú (art.2, inciso 3) 2/23, donde El Estado peruano reconoce y protege las libertades de información, expresión y opinión y el derecho de hacerlo a través de diversos medios de comunicación. Así mismo, la Constitución Política del Perú reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural, y define como prácticas atentatorias y, por lo tanto, prohibidas, contra la libertad de expresión y de información la exclusividad, el monopolio y acaparamiento de los medios de comunicación.
    En conclusión, los aspectos de libertad de expresión deben ser analizados en múltiples aristas, pero siempre buscando que la información sea veraz, sea accesible, sin censura previa y que sirvan para una mejor elección por parte de tod@s, y si tanto hablamos de Democracia mínimamente deben ser coherentes con lo que pregonan, entonces ¿Que se quiere hacer con este proyecto de Ley? ¿Cuál es el fin? ¿Qué se busca?, analicen sus conclusiones más allá que pertenezcan a un partido de izquierda o derecha, pensemos en el bien de nuestro país, de nosotros mismos y el futuro de nuestros hijos.