Personal de la Municipalidad de Chilca decomisó carne de vacunos sacrificados en un camal clandestino en el sector de Echadero. El producto estaba listo para ser comercializado entre las amas de casa y restaurantes del distrito.

En dicho lugar se halló ganados sacrificados, así como carcasas de res, vísceras, tiradas por el piso en condiciones antigénicas, mientras que los materiales que eran usados para sacrificar los ganados también presentaban presencia de moscas y olores nauseabundos.

ESTAFAN A CONSUMIDORES

“Estamos procediendo a clausurar el local de forma definitiva e incautar un promedio de 500 kilos de carne. Tenemos que alertar que se usaban sellos adulterados de Senasa de forma ilegal para certificar el producto, todo los indicios serán derivados al Ministerio Público”, informó Hugo Bustamante, sub gerente de Comercialización, durante el operativo en el Jr. Sucre con Río Alí.

Dijo que este tipo de intervenciones seguirán y en esta oportunidad se acogió la denuncia de los vecinos, a fin de poner fin a esos locales que no toman en cuenta la falta de garantías para que la carne pueda ser consumida.

MALCRIADOS

Los operarios del camal de forma prepotente trataron de garantizar su labor, pero al no tener respaldo de salubridad no pudieron hacer mucho para evitar el decomiso. Ellos se dispersaron y abandonaron el local.

DATO: En las afueras del local, además se encontró diversos ganados, aún sin sacrificar.