La salud mental de los ciudadanos se ha visto seriamente afectada por el confinamiento producto del coronavirus, principalmente para aquellas personas que han estado en la primera línea de defensa ya sea en los centros de salud como en las calles.

Según los especialistas en salud mental, los miembros de la policía nacional fueron un de los grupos más afectados, presentando cuadros de estrés y ansiedad.

Se está trabajando en terapia de grupo, siguiendo todas las medidas de protección necesarias para evitar la propagación del coronavirus, no podemos dejar de lado este trabajo, pues la salud mental se ha visto seriamente afectada durante estos meses de aislamiento.

Las terapias se iniciaron con un grupo de efectivos, quienes participaron de talleres de relajación emocional que les ayudaron a expresar sus emociones luego de luchar en las calles por más de seis meses con un enemigo invisible.

Los centros de salud mental, continuarán atendiendo para ayudar a la población a volver a la nueva realidad, luego del confinamiento por la pandemia del COVID-19. Para cualquier atención en los centros de salud mental puede llamar al 955120407