Ante la rápida intervención del Neurocirujano Camilo, niño se salva de una muerte segura.

Por una mala maniobra en la construcción de su vivienda en el sector de San Jacinto del distrito de Perené, este fin de semana el menor D.M.C. de diez años sufrió una aparatosa caída desde el segundo piso de su vivienda recién construida, al percatarse de lo sucedido sus padres lo llevaron al Centro de Salud de Perené, donde fue referido al Hospital Julio César Demarini Caro, llegando al nosocomio en horas de noche.

El menor ingreso por emergencias llegando inconsciente con frecuencia cardiaca muy baja pudiendo hacer un paro cardiaco en esos momentos, fue atendido inmediatamente por los profesionales de Hospital Julio César Demarini Caro, quienes le realizaron una tomografía de emergencia teniendo como diagnóstico signos de Herniación Cerebral, siendo evaluado por el Neurocirujano Camilo Untoria Reynaldo de nacionalidad cubana, quien no dudó en trasladarlo de inmediato a sala de cirugía para realizarle la operación de Craneotomía y Evacuación de Hematoma Epidural.

El Neurocirujano Camilo Untoria Reynaldo mencionó: “la operación duró aproximadamente tres horas, el momento de oro fue al inicio de la cirugía donde tenía que ubicar y evacuar el hematoma mediante la craneotomía, ya el resto ha sido estabilizar, buscar la arteria que estaba sangrando el cual estaba provocando el coágulo, al momento de la evacuación del hematoma los signos vitales del niño empezaron a mejorar, ha sido un paciente complejo, ha estado en UCI por 48 horas y luego paso a piso donde está evolucionando favorablemente, si en el momento que el niño hubiera ingresado al hospital y no habría un neurocirujano pues hubiera fallecido porque ya estaba a segundos de hacer un paro cardiaco por la herniación cerebral que estaba presentando y por la pérdida de sangre aproximadamente de un coágulo de 1,5 litros más la comprensión cerebral”.

La señora Lindsay de 36 años madre del menor mencionó: “no clavaron bien las maderas del segundo piso y mi hijo se cayó, fue rápida la atención de los médicos en el Hospital Demarini, yo pensé que mi hijo ya no iba a vivir, muchos me dijeron que lo lleve a Huancayo porque en el hospital de La Merced no hay especialista en neurocirugía, pero cuando llegamos estaba el médico quien nos atendido rápidamente y mi hijo ahora está mejorando, gracias al neurocirujano que está al pendiente de su recuperación”.

Actualmente D.M.C. se encuentra hospitalizado en el 4to piso de nuestro nosocomio, en la cama 86 con Tec. Grave, tiene fracturas en el brazo y en la clavícula derecha, en horas de la tarde le realizarán una tomografía evolutiva de su cerebro para ver cómo está respondiendo y además evaluar el defecto óseo de la cirugía, el Fisiatra realizó la visita al menor para sus terapias y pueda volver a caminar.

Datos: El menor D.M.C. necesita una craneotomía con titanio, se continúa con los exámenes y tratamientos correspondientes.