El incendió ocurrió en un campamento irregular en la ciudad fronteriza de Iquique (norte), dejando al menos un centenar de viviendas precarias consumidas por las llamas y 400 personas damnificadas, según primeros reportes de las autoridades.

También se indicó que al menos 15 personas resultaron heridas por las llamas, que se propagaron por varias horas. No se registró ninguna víctima mortal.

Desde la Delegación Presidencial Regional de Tarapacá indicaron que el fuego está “controlado” pero no sofocado y existe aún riego de propagación. También agregaron que se han establecido colegios de la ciudad como albergues para los afectados.

Como se sabe, la barriada de Laguna Verde está ubicada en una de las desérticas colinas que rodean la costera urbe de Iquique y al ser un asentamiento irregular no dispone de servicios básicos como canalización de aguas por tuberías u otros servicios básicos, lo que complicó más aún la actuación de los bomberos.

Además, las viviendas del lugar son en su mayoría fabricadas con materiales ligeros como planchas de metal o de madera, pegadas unas a otras y con estrechos pasajes sin asfaltar, por lo que en cuestión de horas las llamas saltaron de una a otra vivienda.

FUENTE: Jhonsy Lazo