El examen para ingresar a la carrera magisterial ha sido empañada, la prueba fue vendida y el ministro de educación, se calla. Un SUTE regional pide la anulación de la prueba y el FENATE, se calla hasta hoy.

15 años de pruebas de este tipo se desarrollaron en forma impecable, y hoy se produce este hecho corrupto. El ministro no se pronuncia NO ASUME SU PAPEL, lo hace en comunicado el ministerio, pasando su responsabilidad al INEI.

El SUTE pide anular la prueba sin considerar que hay miles de maestros que dieron su examen en forma honesta, a diferencia de un pequeñísimo numero de maestros deshonestos que compraron la prueba; y el FENATE, los mismos que cuestionan el examen como forma de ingresar a la carrera, se calla, el mismo gremio al cual pertenece el ministro.

¡MAL EJEMPLO PARA JOVENES Y NIÑOS LO SUCEDIDO!¡DEMOS BUEN EJEMPLO A JOVENES Y NIÑOS, SANCION INMEDIATA A LOS RESPONSABLES!