En un trabajo conjunto, en horas de la noche del día sábado, se realizó un operativo entre la Unidad de Serenazgo de Chilca, la Sub Gerencia de Comercialización y la Policía Nacional del Perú, donde halló un prostíbulo clandestino dentro de un hospedaje.

Los agentes tras una investigación, ingresaron al hospedaje «El Toril» ubicado en la intersección de los Jirones José Santos Chocano y Augusto B. Leguía, donde al interior hallaron a siete féminas y diez parroquianos en diferentes habitaciones, también se encontraron botellas de licor

Al momento de la intervención en una de las habitaciones se halló a una fémina quien se cubrió con las sábanas y un sujeto quien se metió debajo de la cama para pasar por desapercibido, sin  embargo fue visualizado por un sereno, de manera que fue intervenido.

Finalmente todos los intervenidos fueron derivados a la Comisaría de Chilca para las diligencias del caso, mientras que el establecimiento fue clausurado por no cumplir con las disposiciones DEL GOBIERNO CENTRAL.