Un grupo de jóvenes que generó disturbios en el sector de Azapampa fueron intervenidos, luego de ser captados por las cámaras del Centro de Monitoreo de la Municipalidad de Chilca y fueron derivados a la comisaría del distrito.

Los infractores, fueron captados por inmediaciones del colegio Túpac Amaru, con paquetes de bebidas alcohólicas, al parecer planeaban celebrar una fiesta, sin embargo, fueron repelidos e intervenidos por los serenos de forma rápida, dándose a la fuga algunos de ellos.

Tras una ardua persecución, nueve menores de edad fueron derivados a la comisaría y entre sus pertenencias se hallaron 15 botellas de bebidas alcohólicas «LC», no se descarta que por el consumo hayan alterado el orden público.