Opinión | Momento… ¿Y dónde está Unchupaico?, por Luis Nieva

No hay que hacer leña del árbol caído han dicho algunos políticos de Huancayo sobre el ahora prófugo Vladimir Cerrón. El mismo discurso lastimero que tuvieron con Toledo, Keiko, PPK, Humala, Alan García, Villarán, Castañeda y sigue una larga lista. Tampoco los congresistas de la región se han pronunciado, sin embargo me sorprende que el enemigo público número uno de Cerrón no haya salido a hacer escarnio de su orden de captura. Sospechosamente ha guardado silencio.

Si todos se preguntan: ¿dónde está Cerrón?, yo me pregunto: ¿Dónde está Unchupaico? El exgobernador regional de Junín y líder del mate no ha dicho ni una palabra sobre la caída de su némesis. ¿Será que su falso cristianismo no le permite disfrutar de la desgracia ajena? ¿Será miedo a escupir al cielo y que le llueva igual o peor que a Cerrón?

Hace unas semanas, Ángel Unchupaico reapareció en Huancayo como exautoridad para desmentir todas las denuncias que la gestión de Perú Libre había cursado al Ministerio Público contra él. Realmente, a nadie le interesó lo que dijo e hizo un penoso papel en el programa de televisión de Herson Alcántara. Y aunque se demoró casi medio año en pronunciarse, sí tuvo desde la campaña electoral una paginita de Facebook, a sueldo, para lanzar barro a todos, menos a él y sus exfuncionarios como Javier Yauri. Esa paginita se llama “Diario Junín”así que no le sigan el juego en redes.

La única explicación que tengo para este silencio cobarde de Unchupaico es su temor a despertar la atención de la justicia. Es sabido que tiene y ha tenido aliados en la corte. Por supuesto que nos acordamos como el juez Emiliano Ramos le archivaba procesos. Pero esos magistrados ya no están en el Poder Judicial. Se acabó la impunidad para quienes nos gobernaron y eso lo sabe bien el tal Danessi.