, , , , , ,

VENEZOLANO ACUSADO DE ASESINAR A ANCIANO

Gabriel Eduardo Quijada Barroso (24), venezolano acusado de asesinar a un padre de familia se salvó de ser linchado por la población que querían cobrar justicia por sus propias manos.

El día de hoy cumpliría 69 años, Vicente Lara Corilloclla murió en la puerta de su casa cerca a las 10:30 de la noche de ayer, en inmediaciones del Jr. Ica Antigua y Jr. San Martin, el padre de familia que deja en orfandad a una menor de 13 años, se resistió al robo, siendo apuñalado con un cuchillo  de aproximadamente 35 cm. a la altura del cuello, acto que le causó la muerte.

Una testigo, observó el preciso momento cuando Vicente fue acuchillado, razón por la cual el sujeto se le acercó, le arrebató el celular y la persiguió, pero ello logró escapar; sin embargo, la valiente mujer pudo ver el lugar donde el asesino ingresó y dio aviso a los vecinos.

Los vecinos de la zona al ser alertados y con apoyo del personal del Serenazgo de Huancayo, se dirigieron a la vivienda donde la vecina visualizó el ingreso del asesino y encontraron a Gabriel Eduardo Quijada Barroso (24) de nacionalidad venezolana saliendo de la casa, a dos cuadras del asesinato a Vicente. Al revisar a Gabriel Quijada, él se encontraba con un cuchillo con sangre de la víctima escondido entre sus prendas íntimas, a la altura de la cintura.

Al verse acorralado, fue desvestido y golpeado por los pobladores, quienes, provistos de palos y agua hirviendo intentaron lincharlo como escarmiento de su accionar. El ciudadano venezolano en aparente estado de ebriedad se escondió debajo del patrullero del Serenazgo. Por la cantidad de vecinos de la zona que quisieron hacer justicia por sus propias manos, llegó personal de USE de la PNP. Posteriormente. efectivos de la Policía Nacional y serenos trasladaron al sujeto al Hospital Daniel Alcides Carrión para después trasladarlo a la DIVINCRI para las investigaciones del caso.

Horas después los vecinos de Cajas Chico, se reunieron y apedrearon una vivienda de la cuadra 14 donde se refugió el presunto asesino, además acusaban a la esposa y amigo de este que se ocultaban en el interior de la vivienda, por ello la PNP dispuso ingresar y retirar a los venezolanos que serían sospechosos.

Sin embargo, la PNP solo logró llevar a tres venezolanos indocumentados, puesto que, en medio de este enfrentamiento con los vecinos con palos y piedras, otros dos habrían escapado.

A su vez, dos vecinos fueron detenidos acusados de aventar piedras y herir al alférez quien dirigía esta operación.

Exigiendo justicia los vecinos recorrieron las calles de Huancayo pidiendo a los venezolanos que se retiren de Huancayo, quemando las pertenencias también de los que habitaban en la vivienda intervenida, a su vez se dirigieron hasta la comisaría de Huancayo exigiendo la liberación de los dos jóvenes acusados de tirar piedras.

Mientras los familiares del también viudo Vicente Lara vienen velando sus restos exigiendo justicia.