Huancayo: Pintado no se legaliza y sindican de tráfico de influencias a regidor

El regidor oficialista Waldo Baltazar ha desatado nuevamente la polémica en la sesión de consejo municipal de Huancayo tras dos propuestas que han vuelvo aponer en la palestra situaciones que las autoridades desearían olvidar.

La primera gran propuesta fue la iniciativa de modificarlo, para ser más específicos actualizar la ordenanza nº10 vigente desde 1999 donde se especifica claramente el mantenimiento de las fachadas de toda zona monumental, misma ordenanza que especificaba una serie de colores entre las que se podría elegir.

Pues en este caso el valioso aporte a la ordenanza por parte del regidor fue la adhesión de un nuevo color entre las propuestas que sería nada más y nada menos que el tan polémico “rojo teja”, con el único objetivo de cómo lo dijo el regidor, uniformizar el pintado es decir pintar la municipalidad de Huancayo del mismo con el mismo color que el gobierno regional.

Y aunque el regidor trató de sustentar su iniciativa valiéndose de sustentos “históricos y culturales “no muy contundentes.

El consejo voto en contra de la propuesta.

Por su parte el director de cultura negó cualquier tipo de solicitud de asesoría para sustentar y tecnificar la. Propuesta lo que acarrearía sanciones administrativas y a hasta penales.

Mientras tanto el pintado del edificio del Gobierno Regional aún no habría encontrado legalidad y la dirección desconcentrada de Cultura determinaría una sanción por modificaciones sin consultar.

Pero la novedad llegó ante el pedido del regidor en consejo para declarar persona no grata al congresista Federico Pariona por entorpecer el desarrollo del proyecto del aeródromo wanka, a quien el regidor ha tildado de individuo.

Entendiendo ello el regidor ha reforzado que los intereses del congresista estarían mal direccionados.

Este pedido fue desestimado por los miembros del consejo por evaluar que la iniciativa tiene tendencias políticas y que se estaría vulnerando los principales lineamientos de la democracia

Y si estos debates ya habían caldeado los ánimos en la sesión de consejo como ya nos tienen acostumbrados los regidores, el acto se cerraría con la discusión entre el regidor Waldo Baltazar y Hernan Fausto que como todo show era avivado por los demás regidores.

Mientras que uno tildaba de haberse ganado el puesto en la caja Huancayo por un favor.

La réplica fue una acusación nada leve que el regidor Hernan Fausto imputo en contra de Waldo Baltazar y para evitar cualquier tipo de tergiversación escucharemos exactamente que es lo que el regidor Baltazar le habría dicho en una conversación “privada” a Fausto.

La gravedad del asunto determinaría un posible tráfico de influencias.

Sorprendente pero cierto, el regidor consultó sobre una convocatoria para profesionales de PERÚ LIBRE, lo que a todas luces se entendería como un completo direccionamiento.

Así se cerró el debate político en la ultima sesión de consejo de la provincia entre pedidos, desestimaciones y más discusiones a la que ya se nos está acostumbrando.