Ley del Cine: Congresistas por Junín no fueron a primera votación

El próximo jueves es el día clave el cine nacional. Por el bien de la función se espera que las bancadas aprueben el proyecto y que en la reglamentación se corrijan observaciones que salen a la vista y que debieron haber sido enmendadas en su elaboración.

El cine es una industria en ciernes en el Perú, sin embargo, gracias al avance tecnológico un importante número de jóvenes han venido desarrollando proyectos y enriqueciendo la oferta cinematográfica nacional, sobre todo desde provincias como Huancayo, Ayacucho, Cusco, Huánuco y otras se han presentado performances de elevada calidad con proyectos que nos muestran que en nuestro país hay talento; sin embargo, hasta hoy no existe una ley que ampare y promocione el séptimo arte. El Congreso ha aprobado en primera votación la Ley del Cine peruano, para tratar de darle una serie de prerrogativas a este importante sector cultural, sin embargo, el próximo jueves se realizará la segunda y definitiva votación.

INDUSTRIA. El proyecto de Ley presenta una serie de incentivos, sin embargo, no asegurarían el desarrollo de esta industria cultural, ya que dependerá mayormente del fisco. Cabe resaltar que los congresistas de Junín no acudieron a votar en primera instancia, pese a que Junín es la región con mayor producción de cine independiente a través de sus diferentes formatos vienen produciendo cine donde exponen la cotidianidad, la historia y el legado cultural con sus idiosincrasias y características.

La norma que se debatirá, establece que el Estado destinará seis mil UITs, es decir un promedio de 25 millones de soles anualmente para el desarrollo, formación y financiación de proyectos cinematográficos. Lo rescatable de esta norma es que el 30% de ese presupuesto, servirá para financiar producciones regionales, pero la norma debe especificar que los incentivos o fondos concursables debe llegar verdaderamente a los provincianos ya que malos productores crean empresas fantasmas en las regiones para participar en nombre de ellas, pero quienes las dirigen son todos capitalinos.

En tal sentido, Rómulo Sulca Ricra, secretario de la Asociación de cineastas regionales independientes del Perú, manifiesta que la Ley ayudará para que el cine en las regiones siga progresando, sin embargo, señaló que la presente ley debe impulsar la creación de un ente formador autónomo y nacional, como la Escuela del Cine del Perú, lo que ayudaría a mejorar la formación y la profesionalización de quienes desarrollan proyectos cinematográficos. “La norma también debe dejar claridad de cómo se gestionará la cinemateca para la conservación de producciones nacionales y archivos audiovisuales en formato cinematográfico”, dijo.

Además, manifestó su preocupación para que las producciones que se encuentren en formatos análogos fueran convertidos a digitales, ya que corren riesgo de perderse.

Finalmente, el secretario del gremio de cineastas regionales manifestó que debe especificarse el punto de los incentivos tributarios para la financiación de proyectos cinematográficos, pues según manifiesta, en la norma debe establecerse que las cuotas de financiamiento también podrían distribuirse con una cuota porcentual para los proyectos regionales.

“El cine refleja la cultura, la historia y la cotidianidad de la vida de las naciones, perenniza y cohesiona la identidad nacional, es por ello que esta Ley es un gran paso para lo que el cine puede aportar al país, sin embargo debemos seguir mejorando, con respecto a otros países de Latinoamérica” expuso el cineasta Sulca.