Henry López dice que ya no seguirá en política ¿Le creemos?

En medio de la sesión de concejo municipal donde se debatía sobre la vacancia del regidor Pedro Huamán, el alcalde de Huancayo, Henry López, tuvo un acceso de sinceridad y confesó que ya no continuará en política. La inesperada confidencia dejó en silencio la sala y un aire de incredulidad invadió el ambiente.

López se encontraba dando una especie de discurso, cuando señaló: “El día que ingresé como alcalde de la provincia Huancayo, fue el día que decidí no continuar en la política; y ¿por qué decidí no continuar en la política? por la sencilla razón de no caer, tal vez a estar aspirando en la parte personal, individual, de convertir en un aparato político a la municipalidad”, precisó.

RÉDITOS. Ante la mirada atenta de los regidores, el burgomaestre aseguró que no quiere prestarme a hacer el papel de “buenito” bajo un articulado de más adelante congraciarme para buscar réditos políticos. “Si en algunos momentos tuve decisiones fuertes y tuve problemas para con la población es por tratar de poner orden y cuánto falta, cuánto orden hace falta a nivel de la municipalidad, cuánto digamos a nivel de la institución, necesitamos hacer una reingeniería y eso implica también con cuántos trabajadores vamos a chocar”, continuó.

Al final, concluyó diciendo que “si uno va a pensar que la municipalidad es un trampolín político para futuros cargos nunca vamos a querer hacer las cosas bien”.

ANTECEDENTES. Sin embargo, nos es difícil creer en esta confesión del alcalde de Huancayo, en vista que en varias oportunidades ha retrocedido en sus palabras, tal como sucedió en el caso de los venezolanos, donde afirmó que quería un Huancayo libre de venezolanos y al final tuvo que precisar que se refería a los malos venezolanos.

Otro mal antecedente del alcalde fue cuando amenazó al personal de la Municipalidad de que deberían dar explicaciones por no asistir al pasacalle del Ño Carnavalón, pero luego tuvo que eliminar su publicación del Facebook ante la ola de críticas por su forma autoritaria de gobierno.